Seleccionar página

Carta Fundacional

En 1941 España estaba empobrecida después de una guerra civil y el Padre Manuel Marín Triana S.J. contempla el ambiente en que se encuentran las jóvenes que carecen de medios. Recojamos sus propias palabras: “Yo veía que había un número inmenso de muchachas jóvenes que prácticamente no podían vivir vida cristiana, porque las condiciones de su vida familiar, material, profesional, etc, formaban una barrera que imposibilitaba que esas chicas se acercasen a Dios”.

Los medios no podían ser sólo y estrictamente religiosos, porque el problema de la juventud trabajadora abarcaba la vida entera. Por ello, el 12 de enero de 1941 fundó la Institución Javeriana para dar respuesta a esas necesidades.

“La Institución Javeriana nace como respuesta a la situación de la juventud femenina trabajadora, que vive en condiciones sociales y humanas desfavorables y que en ese momento se encuentra muy poco atendida por la Iglesia y por la sociedad”.

“Para cumplir su misión allí donde las necesidades y las dificultades son mayores, la Institución organiza unos modos de vida y apostolado adaptados y flexibles, que eviten las barreras psicológicas que pueden impedir el necesario acercamiento a las jóvenes y a su propia vida”.

Al cumplir su misión la Institución participa en el cambio y transformación de la sociedad, desde las perspectivas del Reino, y colabora en la acción de la justicia, según el espíritu de las Bienaventuranzas.

Para llevar a cabo estos objetivos las javerianas pueden realizar toda clase de trabajos. En la actualidad cuentan, en España, con varias obras propias, entre ellas cuatro centros de enseñanza profesional, una residencia de jóvenes y un centro de encuentros.

Vivimos un proyecto espiritual y social al servicio de las mujeres y de los jóvenes, todavía si cabe, más válido y urgente en este momento y en este mundo que queremos transformar. Es preciso, llevar a cabo la misión compartida con los seglares que trabajan con nosotras y que pueden dar continuidad a este bello propósito.

Desde el convencimiento de que la misión debe tener continuidad es por lo que se decide crear una Fundación: “Fundación Javerianas”, para seguir comprometidas en la formación integral de los jóvenes.

Serán los órganos de gobierno, representación, administración, dirección y gestión de la Fundación quienes velarán por el logro de sus fines e irán concretando, en cada momento, las actuaciones necesarias para alcanzarlos del mejor modo posible.

Javerianas y seglares vienen colaborando en la dirección y gestión de los Centros, en la formación permanente del profesorado y del personal de administración, en la pastoral y en la reorganización y en su actualización para adaptarse a los retos actuales.

La Fundación se constituye como marco jurídico que cobija estos deseos y los potencia asumiendo la titularidad y dirección y/o gestión de las obras que vayan incorporándose.

La Fundación queda abierta a otras obras que en el futuro deseen incorporarse, acordes con su fin fundacional.

Esta Fundación quiere ser una respuesta a la evangelización entendida como trasmitir el espíritu de amor de Dios hacia cada ser humano, poner de manifiesto los valores evangélicos de Jesús, comunicar nuestros valores claves y nuestro aire de familia, mantener y reforzar la oferta católica impulsando la formación integral y de calidad. Trabajar por los desfavorecidos y vulnerables en los distintos ámbitos educativos, incluidos los residenciales y los de encuentros. Procurar la inserción laboral y social de jóvenes y apoyar políticas activas de empleo.

Sobre la Fundación

Quiere ser una respuesta a la evangelización entendida como trasmitir el espíritu de amor de Dios hacia cada ser humano, poner de manifiesto los valores evangélicos de Jesús, comunicar nuestros valores claves y nuestro aire de familia, mantener y reforzar la oferta católica impulsando la formación integral y de calidad. Trabajar por los desfavorecidos y vulnerables en los distintos ámbitos educativos, incluidos los residenciales y los de encuentros. Procurar la inserción laboral y social de jóvenes y apoyar políticas activas de empleo.

    Nuestro gran equipo humano

    Tipo de obras

    Escuelas

    Cuatro centros donde formamos jóvenes de una forma integral,  desde de la ESO, Bachillerato y Formación profesional, tanto de Grado Medio como Superior.

    Casa de Espiritualidad

    Un lugar en la Sierra de Madrid para encontrarse con uno mismo y poder reflexionar.

    Residencia de estudiantes

    Residencia femenina situada en el centro de Barcelona para que, estudiantes en edad Universitaria.